Préstamos Rápidos sin Aval

Hasta hace algunos años, solicitar un crédito era un proceso complicado y lento, lo cual no se ajustaba a las necesidades de muchas personas que necesitaban un extra de dinero para pagar alguna factura o salir de alguna emergencia. Pero hoy en día, gracias a los créditos rápidos sin aval que podemos solicitar desde Internet, todo este proceso se ha hecho mucho más sencillo. 

De esta forma, gracias a las plataformas financieras que podemos encontrar desde aplicaciones a páginas web, donde tenemos la posibilidad de solicitar préstamos rápidos sin aval y utilizar el dinero recibido en cualquier cosa para la que necesitemos. 

A estas plataformas no les importa para qué vamos a usar el dinero, sólo preguntan la cantidad que deseamos y el plazo en el que pagaremos dicha cantidad más los intereses. 

prestamos-rapidos-sin-aval

De forma que, si estás interesado en solicitar un préstamo rápido online y quieres tener más información al respecto, en este artículo podrás encontrar toda la información que necesitas para saber si los créditos online rápidos sin aval son lo que necesitas y si estos servicios financieros se ajustan a tus necesidades.

¿Dónde solicitar préstamos rápidos sin aval?

Debido a la gran aceptación que tuvieron este tipo de plataformas financieras, hoy en día podemos encontrar muchas opciones disponibles, por lo que en realidad no tendrás ningún problema para encontrar una o varias plataformas que ofrezcan una opción que se ajuste a tus necesidades. 

Lo primero que debes de tener en cuenta sobre los créditos rápidos si aval, es que no dan grandes cantidades, ya que gracias a la facilidad y rapidez con la que estos préstamos son entregados, las cantidades disponibles para solicitar suelen estar entre los 300€ y los 1200€, pudiendo variar de una plataforma a otra

creditos-rapidos-sin-aval

Lo cierto es que solicitar uno de estos minicréditos rápidos sin aval es realmente sencillo, ya que todo el proceso se puede hacer desde Internet y la comodidad de tu casa u oficina, por lo que no tendrás que salir, sacar copias de documentos, presentarte a una entrevista, etc. La facilidad con la que se puede hacer todo el proceso es una de las ventajas principales de este tipo de servicios financieros. 

Normalmente, lo único que tienes que hacer es ingresar a la página web oficial de la entidad financiera, completar el formulario de registro rellenando los campos con toda la información solicitada y enviando una foto de tu DNI o un documento de identidad oficial y enviar el formulario de registro

Una vez que hayas completado el registro, podrás elegir la cantidad de dinero que necesitas y el plazo de días en el que tienes pensado pagar el préstamo más intereses. Ten en cuenta que en la mayoría de casos el tiempo para pagar estos préstamos es de 30 días, aunque en algunos casos puede ser de hasta 60 o 90 días, aunque estas últimas dos opciones no son tan comunes. 

Sin importar cuál sea la plataforma que estás pensando en usar para solicitar tu crédito, es muy importante que verifiques toda la información relacionada a los métodos de pago, los intereses y los requisitos necesarios para que tu préstamo pueda ser aceptado. De esta forma, te será mucho más sencillo encontrar el servicio financiero que se ajuste mejor a tus necesidades. 

Sin duda alguna, este tipo de servicios han llegado para facilitar mucho la posibilidad de poder solicitar y recibir un préstamo, por lo que no es de extrañar que se hayan vuelto muy populares en poco tiempo. 

Requisitos para solicitar un préstamo rápido sin aval 

La mayoría de las plataformas que ofrecen servicios de créditos online, suelen tener requisitos muy sencillos de cumplir, aunque está claro que entre más dinero se quiera solicitar, estos requisitos podrán aumentar, como solicitar aval o un comprobante de nómina con una cantidad que compruebe una buena fluidez económica. 

Así que, nos enfocaremos en los créditos rápidos sin aval que se encuentran dentro del límite de 300€ – 1.200€ y en los requisitos que las plataformas suelen solicitar en este tipo de créditos: 

  • DNI o NIF (fotografía adjunta en el formulario de registro) .
  • Tener una cuenta bancaria española (en este cuanta bancaria se recibirá el dinero solicitado, y en algunos casos se harán cargos domiciliados a dicha cuenta en caso de que el préstamo no se pague en el tiempo acordado). 
  • Ser mayor de 18 años de edad (algunas páginas pueden solicitar 21 o 25). 
  • No tener una edad muy avanzada (en algunas plataformas no se aceptan créditos a personas mayores de 70-75 años). 
  • Tener un comprobante de un mensual constante (puede ser un comprobante de pensión o jubilación). 

Como puedes ver, los requisitos que solicitan estas plataformas financieras no suelen ser muy elevados o estrictos, por lo que el escenario más común es que no se tengan complicaciones para ser aceptado y recibir un crédito. 

Sin embargo, antes de que tomes una decisión sobre en qué plataforma solicitar tu préstamo, es muy importante que conozcas a fondo todos los detalles sobre dicha plataforma, desde la forma o método de pagos, los intereses que se generarán en dicho plazo de tiempo, cuál es el plazo de tiempo máximo que tienes para pagar, etc. De esta manera, podrás evitar sorpresas indeseadas o problemas para el crédito que has solicitado.

¿Cuáles son las diferencias de los préstamos rápidos sin aval y los préstamos rápidos con aval? 

El hecho de que la mayoría de las plataformas financieras online funcionen de una forma muy similar en cuanto a la forma en la que se solicita y paga un crédito, lo cierto es que podemos encontrar distintos tipos de préstamo y servicios, pudiendo ser muy sencillo encontrar uno que se ajuste a nuestras necesidades.

Sin embargo, el hecho de que haya una gran oferta de préstamos y servicios financieros puede hacer que muchas personas se confundan o no estén al tanto sobre las diferencias de los distintos tipos de servicios. 

De esta forma, el proceso de verificación y los requisitos solicitados, así como el tiempo y el método de pago, pueden variar notablemente de un tipo de crédito a otro. Es por eso que, a continuación, hablaremos más a fondo sobre las diferencias entre un crédito rápido sin aval y uno con aval.

Características principales de los préstamos sin aval 

Este tipo de crédito, destaca por ser muy sencillo de solicitar y con altas probabilidades de ser aceptado y entregado. Es decir, este tipo de préstamo sobresale por los pocos requisitos que son solicitados y por la rapidez con la que el dinero es solicitado

Por lo general, el formulario de solicitud es muy sencillo y sólo suelen pedir datos para comprobar la identidad del solicitante y una cuenta bancaria en al que se deposite el dinero. Una vez que el préstamo es aceptado, el dinero se deposita luego de 10-15 minutos

Sin embargo, esta gran facilidad al momento de solicitar el préstamo y de ser aceptado, viene de la mano de una reducción significativa en las cantidades que se pueden solicitar. Es decir, son préstamos más pequeños que están dirigidos a usuarios que quieren salir de alguna emergencia o pagar alguna factura en lo que llega su sueldo mensual.

Características principales de los préstamos con aval 

Por otro lado, los préstamos que solicitan aval y un comprobante de ingresos, suelen entregar cantidades de dinero más grandes y dar más tiempo para pagarlos. Aunque estos aspectos pueden variar mucho de una plataforma a otra. 

Debido a que estos servicios entregan cantidades de dinero más grandes, suelen tener requisitos más elevados y complicados de cumplir para algunas personas, siendo opciones más cercanas a lo que sería un «préstamo personal». 

Conclusión 

Solicitar un préstamo rápido sin aval es muy sencillo, y en la mayoría de los casos, ni siquiera es necesario que comprueben tus ingresos. 

Para solicitar este tipo de servicios financieros, sólo tienes que acceder al sitio web de la plataforma de tu elección y comenzar el proceso de solicitud desde la calculadora de cantidades, días e intereses que parece en su página principal.

El procedimiento es muy sencillo, y la misma plataforma se encargará de guiarte paso a paso hasta que completes todo el proceso y tu préstamo sea depositado en tu cuenta, en caso de que tu solicitud sea aceptada.