Préstamos online

Hace algunos años, la posibilidad de solicitar un préstamo y tener acceso a él era realmente complicado, ya que los bancos convencionales suelen tener requisitos muy estrictos que impiden que las personas que necesitan algo de capital para salir de un apuro pudieran acceder a un préstamo o crédito. 

Afortunadamente los préstamos online han facilitado mucho el proceso para poder tener acceso a un crédito, ya que los requisitos que solicitan no son tan estrictos o elevados. Esta es, sin duda alguna, una de las principales ventajas que podemos encontrarnos en este tipo de plataformas financieras. 

Sin embargo, es importante tener en cuenta toda la información que rodea a los préstamos online; de manera que sea más sencillo poder comparar las distintas opciones que hay disponibles y de esta forma poder elegir aquella que se ajuste mejor a nuestras necesidades. 

prestamos-online

Es cierto que la mayoría de plataformas financieras que ofrecen este tipo de servicios suelen tener condiciones y un funcionamiento muy similares; desde el procedimiento de solicitud, los requisitos, la tasa de interés, el tiempo máximo para pagar, etc., pero es realmente importante tener en cuenta cada uno de estos aspectos para poder asegurarnos de que estamos por tomar una buena decisión al momento de solicitar un crédito online. 

Es por eso que, en esta ocasión, hemos preparado una guía que te puede ser de ayuda para determinar cuál es el servicio que mejor se ajusta a tus necesidades o que crees que te da un servicio más justo. Al finalizar este artículo, tendrás mucha más información sobre el tema y estarás más informado sobre todos los aspectos que debes de tener en cuenta. 

¿Qué son los préstamos online? 

Los prestamos online o créditos online son brindados como instrumentos financieros por una entidad, pública o privada, en la que se le otorga cierta cantidad de dinero al cliente con el fin de que lo pague en determinado tiempo y pagando ciertos intereses. 

creditos-online

En pocas palabras, es un contrato que se hace con una empresa en la que la empresa otorga cierta cantidad de dinero a cambio de que el cliente le pague dicha cantidad más comisiones o intereses en cierto tiempo. 

Se trata de una opción bastante conveniente para ambas partes, ya que el usuario recibe el dinero que necesita para salir de un apuro o para invertir (dependiendo de sus necesidades), y la institución recibe su dinero más una ganancia adicional creada por comisiones o intereses. 

Es importante tener claro qué tipo de contrato estás realizando, por lo que siempre debes de leer muy bien el contrato que estás por hacer con una financiera, teniendo claro absolutamente todos los detalles involucrados. 

Funcionamiento de los préstamos online

Incluso en la actualidad, sigue siendo normal que a algunas personas les resulte raro o extraño realizar compras o solicitar servicios desde la comodidad de su casa, pero realmente este no es motivo de desconfianza, ya que hoy en día millones de personas en todo el mundo hacen compras o contratan servicios desde la comodidad de su casa, siendo ésta una de las grandes ventajas de los servicios digitales

En este caso, las empresas que brindan servicios de préstamos online solicitan toda la información que necesitan por medio de los formularios durante el proceso de registro y de solicitud del préstamo, de forma que no tienes que salir de tu casa para que ellos puedan revisar tu historial crediticio y tu información personal, y así determinar si eres un buen candidato para el préstamo. 

Como ya mencionamos anteriormente, el funcionamiento que tienen este tipo de plataformas es muy similar, por lo que en la mayoría de ellas encontrarás un simulador y un botón de «Solicitar». En este simulador podrás establecer la cantidad de dinero que necesitas y el periodo de tiempo en el que deseas pagarlo, lo que hará que te muestre la cantidad que recibirás y la cantidad total que tendrás que pagar con intereses en el periodo de tiempo que hayas elegido. 

Un aspecto importante que debes de tener en cuenta, es que entre más rápido pagues el préstamo menos intereses pagarás, por lo que lo más recomendado es que lo pagues lo antes posible sin dejar pasar mucho tiempo. 

Una vez que hayas elegido la cantidad y el periodo de tiempo, simplemente tienes que seleccionar la opción de «solicitar». Si no eres usuario registrado y es la primera vez que solicitas un préstamo en la plataforma, tendrás que pasar por un proceso de registro en el que tendrás que brindar información personal y bancaria.  

Generalmente se solicita tu nombre completo, fecha de nacimiento, lugar de residencia, comprobante de domicilio y la cuenta bancaria a la que quieres que se deposite el dinero. Algunas plataformas pueden solicitar comprobante de ingresos, pero la gran mayoría no lo solicita. 

En caso de que tu solicitud sea aceptada (o que te hagan una contraoferta por menos dinero y la aceptes), el dinero será depositado a tu cuenta dentro de poco tiempo, posiblemente en un periodo de tiempo entre 10-15 minutos. 

Ten muy en cuenta que es realmente importante que hagas los pagos de los préstamos a tiempo, ya que de lo contrario comenzarán a generar intereses moratorios, por lo que la deuda incrementará hasta una cantidad que haga que haber pedido le préstamo, se convierta en un gran error. 

¿Qué cantidad de dinero puedes solicitar?

Respecto a la cantidad de dinero que se puede solicitar, esto puede variar en gran medida dependiendo del servicio en el que decidas solicitar el préstamo. Ten en cuenta que estos servicios suelen servir para las personas que necesitan solucionar una urgencia o un problema a corto o medio plazo, por lo que no suelen ser cantidades de dinero tan grandes. 

Generalmente la cantidad de dinero que suelen prestar está entre los 1000€ y los 30.000€, en donde para pedir las cantidades más grandes es probable que tengas que mostrar un comprobante de ingresos. Los préstamos que pasan de los 1000€ ya son considerados como préstamos personales a largo plazo, por lo que las plataformas que piden menos requisitos suelen prestar menos. 

Los préstamos personales a largo plazo suelen tener un tiempo de pago de hasta 60 meses, mientras que los préstamos personales rápidos suelen pagarse en un periodo máximo de 30 a 60 días, ya que son cantidades más pequeñas que están destinadas a ayudar a las personas para salir de pequeños apuros económicos. 

Como mencionamos con anterioridad, todos estos factores pueden variar de un servicio a otro, desde las cantidades otorgadas hasta el tiempo para pagarlo, así como los intereses que irá generando la cuenta. 

¿Puedo solicitar préstamos por cantidades más grandes? 

Hay algunas compañías de préstamos que pueden llegar a brindar préstamos de hasta 60.000€ a devolverse en un plazo que puede ir desde 1 año hasta 9 años. Pero estos ya tienen requisitos financieros mucho más grandes, por lo que si esta es tu situación, posiblemente tengas que comparar todas las opciones de financiamiento disponibles, incluyendo los bancos convencionales. 

Asimismo, una de las ventajas que tienen estos préstamos más grandes es que se pagan por medio de mensualidades y los intereses suelen ser menores a los que terminarías pagando con un préstamo inmediato, además de que existe la posibilidad de que te anticipes a los pagos y así puedas pagar menos intereses para poder librarte de tu deuda pagando menos. 

Como puedes ver, realmente no importa mucho cuáles sean tus necesidades financieras, los préstamos online son una excelente opción para todo tipo de usuario, sólo que tienes que comparar y analizar muy bien la situación, ya que si planeas invertir el dinero tienes que tener un plan B para pagar en caso de que la idea no funcione del todo. Tener una deuda que pagar con un negocio que no tuvo éxito, puede convertirse en un gran y serio problema. 

Cómo solicitar un préstamo online o crédito online

Tal y como hemos comentado en varias ocasiones a lo largo de este artículo, una de las grandes ventajas de los créditos online es que el dinero es depositado en pocos minutos o en un plazo máximo de 24 horas desde que fue aprobado, por lo que son servicios excelentes para que los usuarios puedan salir de emergencias.

Los pasos que se tienen que realizar para poder solicitar el préstamo son muy cortos y sencillos, pero aquí los te los explicaremos de forma breve y clara para que no quede ninguna duda al respecto: 

1.- Accede a la página web oficial del servicio 

Una vez que hayas terminado de realizar la comparación entre los distintos servicios que te interesen y hayas elegido uno, accede a su página web y utiliza el simulador que encontrarás en su página principal. Recuerda revisar que todo esté bien, desde la cantidad, el tiempo de pago y los intereses que terminarás pagando, así como las formas en las que puedes realizar los pagos. 

 2.- Completa el formulario para terminar tu solicitud 

El siguiente paso que debes de realizar, es completar el formulario de registro y de solicitud en la plataforma en la que estás solicitando el préstamo. 

Como ya mencionamos, tendrás que agregar información personal y bancaria que se te solicite. Antes de completar o enviar la información, revisa que toda la información que hayas proporcionado esté correcta y actualizada, ya que esto es necesario para que puedan realizar una buena evaluación del registro. 

El proceso de revisión es muy rápido y casi automático, por lo que no tendrás que esperar mucho tiempo para que tu solicitud sea rechazada o aceptada, siendo este último escenario el más común. 

Ten en cuenta que agregar información falsa puede ser considerado como intento de fraude, por lo que puede haber algunas consecuencias bastante serias por hacerlo. 

3.- Espera a que termine el proceso de revisión 

Una vez terminada y enviada la solicitud, está será enviada y evaluada de forma automática, por lo que recibirás una respuesta casi inmediata, teniendo que esperar pocos minutos para tener una respuesta. 

En caso de que tu solicitud sea aceptada y si es día laboral, el dinero te será depositado dentro de poco tiempo, pudiendo tener que esperar sólo 15 minutos para que recibas el dinero en tu cuenta. 

4.- Elige a forma de pago que mejor se acomode a tus necesidades 

Ahora que tienes el dinero y puedes ocuparlo para lo que quieras, lo siguiente es pagar el préstamo. Las formas de pago pueden variar de una plataforma a otra, pudiendo aceptar pagos en tiendas de convivencia, pagos con tarjeta de débito desde su plataforma, por medio de transferencia bancaria, etc. 

¿Cuáles son los requisitos para recibir un préstamo online? 

Los requisitos que se tienen que cumplir para poder acceder a un préstamo pueden variar un poco, aunque por lo general suelen ser los mismos en la mayoría de las plataformas, pudiendo variar cuando el interés es por cantidades más grandes de dinero. 

Entre los requisitos generales que podemos encontrar en la mayoría de las plataformas podemos destacar los siguientes: 

  • Ser residente legal del país del que sea la plataforma, y contar con una identificación oficial vigente que los compruebe. 
  • Ser mayor de edad
  • Ser el titular de una cuenta de correo y de un teléfono móvil, ya que de esta forma se llevará a cabo la comunicación entre tú y la plataforma. 
  • Contar con una cuenta de banco o de caja para que puedas recibir el dinero del préstamo en ella, además de que también se podrá pagar el préstamo utilizando dicha cuenta del banco. 
  • Dependiendo de la plataforma, también pueden solicitar un comprobante de ingresos mensuales. Esto se puede hacer con un recibo de pensión, de nómina, de seguro o cualquier comprobante que demuestre que eres un trabajador autónomo y la cantidad que recibes. 

Estos son los requisitos principales que podemos encontrarnos en la gran mayoría de las plataformas, aunque hay algunas en las que los detalles pueden variar, como tener 21 años o más y menos de 65 años, no tener deudas en tu historial crediticio, etc. 

De cualquier manera, sin importar cuál sea tu situación, lo más probable es que puedas encontrar una o varias plataformas que te acepten, aunque tal vez no con la cantidad máxima que deseas. Es por eso que te recomendamos ser paciente y elegir la opción que se ajuste mejor a tus necesidades específicas. 

¿Son de confianza los créditos online? 

Hace algunos años, la única forma de obtener un préstamo o crédito era por medio de un banco tradicional y el proceso era más tedioso y más complicado debido a los requisitos que solicitaban. 

Sin embargo, las financieras online y las empresas que se dedican a dar préstamos online han facilitado mucho este proceso, siendo empresas profesionales y de confianza que se han ganado su lugar gracias a un buen servicio en los últimos años. 

La facilidad con la que pueden llegar a dar los préstamos hace que algunas personas lleguen a desconfiar, pero lo cierto es que hoy en día hay muchas opciones de confianza y profesionales a las que podemos acudir para conseguir dinero. 

Al igual que en todo, sobre todo por medio de Internet, si hay páginas y personas que buscan estafar a las personas, por lo que es muy importante que te fijes en los siguientes puntos para evitar cualquier página engañosas o de estafa:

  • Jamás confíes en ninguna página que solicite dinero por adelantado. Ninguna empresa de préstamos de confianza y legal solicita un pago «para liberar el préstamo». 
  • Si no se especifican los intereses desde un inicio, lo mejor es que te mantengas alejado de dicha plataforma. 
  • Pon mucha atención en las letras pequeñas y revisa las comisiones que se cargarán a tu préstamo. 
  • Antes de tomar una decisión busca opiniones por medio de Google, seguramente en varios foros o sitios ya dieron su opinión sobre una plataforma. 

Si sientes que hay algo sospechoso o algo que te hace dudar sobre la plataforma que estás pensando en utilizar, lo mejor es que utilices otra opción

Teniendo en cuenta los puntos anteriores, sobre todo el primero (que pidan dinero por adelantado), podrás mantenerte lejos de páginas que sólo buscan estafarte y así podrás pedir el préstamo en una página segura y de calidad.