¿Buscas un Minicrédito Rápido Online?

¿Quieres tener más información sobre los minicréditos rápidos online? Estos servicios financieros online, se han convertido en opciones muy llamativas entre los usuarios que necesitan algo de dinero extra de forma rápida para poder salir de alguna emergencia, o poder hacer pagos de facturas antes de que llegue la nómina. 

Los préstamos convencionales son mucho más complicados y lo cierto es que no siempre se ajustan a las necesidades de los usuarios, sobre todo cuando se necesita una cantidad de dinero moderada de forma rápida (casi inmediata). Es aquí donde los minicréditos son una opción realmente llamativa

Si estás pensando en solicitar un minicrédito pero no estás muy seguro sobre qué son, cómo puedes solicitar uno, cuáles son sus requisitos y los intereses que tendrás que pagar, simplemente tienes que seguir leyendo para poder tener toda la información que necesitas al respecto. 

minicreditos-rapidos-online

¿Qué son los minicréditos y cómo funcionan?

Los minicréditos, también conocidos como mini préstamos, son créditos que se dan por cantidades más pequeñas y de forma más sencilla, por lo que suelen estar destinados a personas que tienen ciertas necesidades específicas para las que no se necesita mucho dinero. 

Debido a las cantidades que se prestan, y a la facilidad con la que pueden obtenerse, este tipo de créditos online suelen estar destinados para solucionar emergencias o hacer pagos antes de que llegue el sueldo del trabajo. 

De entre todos los préstamos online que están disponibles hoy en día, los minicréditos son los que permiten obtener algo de dinero extra más rápidamente y sin tantas complicaciones. Por lo general el tiempo de espera para desde que se hace la solicitud es de pocos minutos, incluso menos de 10 minutos, aunque en algunas ocasiones puede llegar a tardar más de un día (sobre todo si lo solicitas un fin de semana).

minicredito-rapido

Otra de las grandes ventajas que podemos encontrar en este tipo de créditos está en los requisitos que piden, ya que piden muy pocos requisitos y es muy sencillo que cualquier persona los cumpla y tenga la posibilidad de solicitar un minicrédito. Es por eso que también son conocidos como «préstamos sin avales» o «préstamos sin documentos», ya que en la gran mayoría de los casos no se tiene que aportar ningún tipo de documentación. 

Un detalle que se debe de tener en cuenta es que los intereses suelen ser mayores que en otro tipo de préstamos o créditos, ya que al tener un carácter de urgencia se espera que el cliente los pague lo antes posible. De esta forma, entre más rápido se paguen los créditos menos será el interés que se tendrá que pagar, además de que es muy importante que no pidas una cantidad que no podrás pagar en el tiempo señalado, ya que una vez que comiencen a cobrarse los intereses morosos puedes terminar pagando una cantidad de más del doble de la que solicitaste. 

Es importante no tomar decisiones apresuradas y comparar las distintas empresas y financieras que ofrecen este tipo de servicios, con el fin de poder encontrar aquella que nos ofrezca la mejor alternativa para conseguir el crédito. Entre los detalles más importantes que se deben de tener en cuenta al momento de elegir un servicio tenemos: el tiempo de pago, los intereses a pagar, los requisitos, condiciones, bonificaciones y consecuencias de demora

Encuentra un minicrédito online rápido que se ajuste a tus necesidades

En caso de que no necesites una gran cantidad de dinero y puedas quedar satisfecho con un minicrédito de 300€ o menos, entonces podrás encontrar muchas financieras que se pueden ajustar a tus necesidades, además de que al ser un crédito pequeño no necesitarás de un aval y de otra documentación que pueda ralentizar el proceso. 

Algunas financieras tienen promociones interesantes como no pagar intereses en el primer préstamo solicitado o descuentos del 50% en intereses, por lo que sí es el primer minicrédito que estás pidiendo te recomendamos que busques buenas promociones de este estilo para que tengas una mejor experiencia y te resulte más sencillo solicitar el préstamo. 

Si deseas solicitar un préstamo de más de 300€, aún sigues teniendo varias opciones muy interesantes, como es el caso de Prestamer, Kredito24, Prestamo10 y Creditorapid. Ten en cuenta que, por arriba de 300€ algunas empresas ya comienzan a solicitar algunos documentos de nómina o avales para poder asegurarse de que recibirán el pago de la cantidad que están prestando más los intereses. 

Aunque este tipo de empresas suelen tener requisitos y características muy similares, si tienen algunas diferencias que se pueden encargar de mejorar o de empeorar tu experiencia al solicitar un crédito, por lo que este es otro factor que debes de tener en cuenta y no tomar una decisión apresurada. 

Por ejemplo, si quieres pedir más de 300€ y la opción que estabas considerando te solicita aval, es posible que puedas encontrar a otra financiera que no solicite un aval. 

Minipréstamos sin nómina

El siguiente «límite», por decirlo de alguna forma, es cuando llegamos a créditos que sean de 600€ – 1000€, en donde al tratarse de una cantidad más elevada es normal que las financieras comiencen a solicitar más documentos y que tengan requisitos más altos.

En este caso podemos encontrar financieras como Crediclaro, QueBueno, Viaconto y Wonga, que pueden ofrecer un máximo de 1.200€ en sus minicréditos. La mayoría suele ofrecer 0% de intereses en el primer crédito. 

Una de las grandes ventajas de este tipo de minicréditos es que son sin nómina y suelen aceptarse y depositarse rápidamente, por lo que siguen siendo excelentes opciones para salir de emergencias

En los 700-750 euros podemos encontramos a Kredito24 y Ferratum. No requieren ingresos mensuales, ni tampoco nómina; de mismo modo Kredito24 acepta sin ningún tipo problema solicitudes aunque estés en el ASNEF.

Entre los 800€ hay otras opciones muy interesantes como Solcredito y Vivus; ésta última siendo la más rápida al momento de aceptar y depositar el dinero de un crédito. Además, cuentan con promociones muy interesantes para las personas que están solicitando su primer crédito. 

¿Cuál es la diferencia entre minicréditos y créditos rápidos online?

Es muy común que muchos usuarios lleguen a confundirse y a pensarse que los minicréditos y los créditos rápidos son lo mismo, ya que los primeros también suelen ser entregados dentro de muy poco tiempo y tienen varias similitudes. Sin embargo, debes tener claro que hay ciertas diferencias entre los minicréditos y los créditos rápidos online, las cuales te explicaremos a continuación. 

Para empezar, los minicréditos pueden ser por cantidades de dinero realmente pequeñas, que pueden ir desde los 50€ hasta los 100€, 300€ o 600€, mientras que en los créditos rápidos se puede conseguir cantidades mayores a las antes mencionadas. Es decir, los préstamos rápidos no están precisamente limitados por una cantidad de dinero, pudiendo ser por cantidades que van desde los 2.000€ hasta los 50.000€. 

Sin embargo, aquí entran en juego varios factores importantes que recomendamos tener en cuenta antes de tomar una decisión, ya que si estás pensando en solicitar cantidades de dinero grandes que sean por encima de 1.000€, posiblemente lo mejor sea que busques un crédito personal y no un crédito rápido, ya que estos últimos suelen tener intereses más altos y el plazo para pagarlo es mucho más corto. 

Detalles como estos siempre tienen que valorarse, y tener mucho cuidado con el tipo de préstamo que estamos pensando en solicitar, ya que estas diferencias pueden terminar teniendo un gran impacto en nuestra experiencia al momento de solicitar un crédito. 

En el caso de los minicréditos, el plazo para pagar suele ser de 30 días, siendo un tiempo muy corto en comparación a otro tipo de créditos, aunque también es importante tener en cuenta que son cantidades más pequeñas en las que, en teoría, no debería de haber mayores complicaciones para poder pagarlas en un plazo de 30 días. 

Ahora ya tienes más información sobre los minicréditos o minipréstamos, por lo que debería resultarte más sencillo tomar una mejor decisión y solicitar tu préstamo con la financiera o empresa que te ofrezca mejores condiciones.