Créditos online urgentes

La tecnología ha revolucionado muchos aspectos de nuestra vida, donde las plataformas web y las aplicaciones han solucionado una gran cantidad de problemas o necesidades que antes eran mucho más complicadas. Los créditos online urgentes son unas de estas ventajas que podemos aprovechar en la actualidad, pudiendo conseguir un crédito de una forma mucho más sencilla y rápida en comparación a los créditos convencionales.

Un detalle que se debe de tener en cuenta es que los créditos online urgentes están pensados para particulares, de forma que posamos obtener una cantidad de dinero moderada para salir de una emergencia o hacer un pago urgente, este tipo de crédito urgente no está destinado para empresarios o emprendedores, aunque estos cuenten con otras opciones disponibles.

En este artículo te explicaremos toda la información que puedes llegar a necesitar sobre créditos online urgentes, desde qué son, cómo se solicitan, cuáles son sus ventajas y si tienen desventajas.

dinero-online-urgente

¿Qué son los créditos online urgentes?

En las últimas décadas los créditos o préstamos que otorgan los bancos se han vuelto bastante inaccesibles, por lo que la cantidad de personas que pueden tener acceso a ellos es muy limitada, un gran punto en contra si tenemos en cuenta que la mayoría de las personas que se ven en la necesidad de solicitar un crédito no tienen un buen flujo de dinero, motivo por el que requieren de ayuda.

Los créditos convencionales piden unos requisitos bastante estrictos que no cualquier persona puede cumplir, por lo que son muchas las personas a las que se les niega un préstamo o crédito. Estos siguen siendo más efectivos para abrir un negocio o sacar una hipoteca, pero en el caso de un crédito que nos pueda ayudar a salir de una emergencia lo cierto es que no son muy útiles o accesibles.

Es aquí donde entran los créditos online urgentes, los cuales se pueden solicitar desde internet en pocos minutos, recibiendo una respuesta casi inmediata sobre si el crédito ha sido aprobado o rechazado. En caso de que haya sido aceptado (que es muy probable), el dinero solicitado o aceptado será depositado dentro de poco tiempo, incluso pudiendo tener que esperar menos que una hora.

credito-online-urgente

Además de que el proceso es mucho más rápido y no se tiene que hacer ningún tipo de papeleo, los requisitos que este tipo de plataformas financieras solicitan son mínimos, llegando al punto de ser casi inexistentes. Ya que simplemente se solicita una identificación oficial, un comprobante de domicilio, una foto de la persona sosteniendo su identificación y listo. La entidad revisa el buró o historial crediticio de la persona y determina si aceptar o rechazar su crédito.

Estas plataformas se han vuelto muy populares desde hace algunos años, por lo que hoy en día podemos encontrar una gran variedad de opciones disponibles, aunque la mayoría de estas plataformas financieras comparten muchas características.

Por lo general no ofrecen cantidades muy grandes de dinero, sobre todo la primera o primeras veces que se solicita un préstamo. La cantidad que pueden otorgar puede ir desde los 50€ hasta los 1500€, pudiendo ser menos en algunas plataformas.

Las condiciones, cantidades, intereses y otras características pueden variar de una empresa a otra, aunque también es normal que compartan muchas características, haciendo que sea sencillo reconocer cuando se trata de una plataforma de créditos rápidos.

¿Cómo solicitar un crédito online urgente?

El funcionamiento de estas plataformas financieras es realmente sencillo, por lo que el proceso para poder solicitar un crédito online urgente es realmente sencillo y no tendrás la mayor complicación para completar tu registro y solicitar el dinero en menos de 15 minutos.

En cuanto entres al sitio web de una de estas páginas encontrarás una “calculadora” en la que puedes elegir la cantidad de dinero que deseas obtener, el periodo de tiempo en el que tienes pensado pagarlo y la cantidad total que tendrás que pagar incluyendo los intereses al final del periodo de tiempo seleccionado. Entre antes pagues el dinero prestado, menos serán los intereses que tendrás que pagar.

Si ya estás registrado simplemente tendrás que esperar la aprobación, la cual puede durar desde unos cuantos segundos a unas cuantas horas. Una vez que sea aceptado recibirás la cantidad de dinero depositada en la cuenta de banco especificada.

Si no estás registrado, antes tendrás que completar tu registro, rellenar todos los campos obligatorios, enviar imágenes o copias de tus datos solicitados y esperar a que uno de sus agentes acepte tu perfil.

Como ya mencionamos, no suele requerirse de ningún tipo de papeleo o tramitación, simplemente con tus datos y la cuenta bancaria la plataforma puede hacer una rápida investigación sobre tu historial y así aceptar o denegarte el acceso al crédito que has solicitado.

Gracias a la velocidad con la que trabajan estos sitios se puede obtener el dinero que necesitamos para pagar una factura urgente o para salir de una emergencia, siendo esta la principal ventaja y el atractivo más importante que tienen las páginas de créditos online urgentes.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un crédito urgente?

Ya mencionamos que los requisitos que solicitan estas páginas son realmente pocos y muy fáciles de cumplir, por lo que la gran mayoría de los usuarios no tienen complicaciones para cumplir con los requisitos solicitados por estas páginas.

El principal requisito es tener un DNI y enviar una imagen escaneada o foto de la identificación por ambos lados, mientras que los demás requisitos pueden variar de una plataforma a otra. Algunas solicitan comprobantes de domicilio, tomarte una foto sosteniendo tu DNI y, en pocos casos, copias de tus nóminas en las que se indique la cantidad que recibes en tu salario.

En las plataformas que solicitan una nómina, si no se tiene también suelen aceptar recibos de pensión, seguros de desempleo o documentación que acredite que eres un trabajador autónomo y que recibes una determinada cantidad de dinero por tus servicios.

Entre otros requisitos más básicos encontramos la necesidad de tener un correo electrónico y un teléfono móvil activo para poder recibir la información y completar el proceso de registro y solicitud de un crédito. Sin duda alguna son requisitos muy básicos con los que no se debería de tener problemas.

Ventajas de los créditos online urgentes

A lo largo del artículo hemos mencionado varias de las ventajas que representan este tipo de servicios financieros, pero para que no quede ninguna duda sobre ellos aquí los tienes:

  • Son servicios financieros mucho más accesibles.
  • Los requisitos que solicitan son mínimos y la gran mayoría de usuarios cuentan con ellos.
  • No se requiere ningún papeleo.
  • Aceptan o rechazan las solicitudes de créditos en pocos minutos.
  • Se pueden pagar antes de tiempo para pagar menos intereses.
  • Depositan la cantidad aceptada o solicitada a tu cuenta bancaria.

Las ventajas anteriores suelen tenerla casi todas las páginas que se dedican a brindar préstamos de energía, ya que casi todas tienen un funcionamiento muy similar.

Desventajas de los créditos online urgentes

En realidad, las ventajas que ofrecen son más que suficientes para que estos servicios sean una excelente opción para obtener una cierta cantidad de dinero extra, pero también tienen algunas desventajas o cuestiones no tan positivas que se deben de tener en cuenta:

  • Los intereses generados por cada día que pasa son más altos en comparación a los créditos convencionales.
  • Las cantidades que pueden prestar con mucho más pequeñas, por lo que tal vez no se ajusten a todas las necesidades crediticias que se puedan tener.
  • Los plazos para pagar son más cortos. Normalmente el tiempo máximo para pagar es de 30 o 60 días, siendo 30 el máximo más común.

La ventaja para ahorrar en intereses es que el préstamo se puede pagar antes en la mayoría de las plataformas, por lo que si sólo necesitas el préstamo para salir de una emergencia y pagarlo en la quincena o en pocos días, puedes pagarlo en menos de 1 semana y así ahorrar una buena cantidad de dinero en intereses.